Las mangueras de combustible están diseñadas para manejar productos derivados del petróleo, por lo cual deben ser fabricadas con los más estrictos controles de calidad.

Las mangueras de este tipo se caracterizan por ser flexibles, livianas, fáciles y seguras de manejar en procesos de carga y descarga. Es decir, no deben causar ningún problema en su manejo o en su conexión a una bomba.


En su fabricación pueden ser cubiertas de PVC, entre otros materiales, dependiendo del combustible para el cual se vaya a usar, siempre con el fin de que resistan la abrasión, la intemperie, los rayos UV o el ozono.


Las mangueras de combustible deben ser durables, resistentes y seguras.

Hay mangueras de combustible para


  • Diésel
  • Parafina
  • Gasolina
  • Lubricantes pesados
  • Solventes
  • Kerosene
  • Aceites lubricantes
  • Aceites aromáticos


Artículo realizado con información del sitio Mangueras de Látex.